Un estudiante tendrá una sinceridad interior profunda acerca del desarrollo espiritual y la transformación interior

Un estudiante será un Buen Amo de Casa, uno que se adapta bien a la vida y es capaz de manejar las responsabilidades normales de la vida, tales como proveerse a sí mismo y contribuir a la sociedad. 
Un estudiante será capaz de realizar las Tres Líneas de Trabajo así como de costear los gastos razonables de la participación en la Escuela. 
Un estudiante estará comprometido a un estilo de vida vegetariano, sin consumir sustancias que alteren la mente y no fumar. 
Un estudiante estará cómodo con un estilo de vida bien balanceado y no estará propenso a los extremos.