Trabaja para  el servicio de los demás

Existen ciertas cualidades por las cuales un maestro espiritual competente puede ser evaluado. Parecerá ser una persona común, quien se habrá ganado la vida en el mundo y de manera exitosa habrá manejado sus asuntos personales. Tendrá sus propios ingresos y no estará dependiendo de las donaciones de otros. No buscará fama ni reconocimiento personal.

Trabajará de manera callada y modesta por el servicio a los demás - para brindar a otros los mismos beneficios interiores que el recibió. No solicitará ni recibirá pago por sus servicios espirituales. Será capaz de responder preguntas que hagan los estudiantes y proveerá una guía interior cuando sea necesario.

El fundador de la Comunidad de la Verdad comenzó su búsqueda espiritual desde que era un muchacho joven y experimentó la consciencia cósmica a la edad de veinte años.

Desde entonces, al tiempo que realizaba su carrera profesional, continuó meditando y trabajando para desarrollarse espiritualmente.

Se apoyó en la guía de mentores espirituales competentes para desarrollar su propia conexión interior. Después de muchos años de meditación y trabajo interior cambió sus responsabilidades mundanas con el fin de dedicar el balance de su vida a un servicio espiritual.

El donó la mayoría de sus recursos personales a la Fundación con el fin de adquirir la propiedad actual en California, y estuvo dos años en reclusión y preparación espiritual interior para servirle a aquellos quienes se sientan atraídos hacia su misión.

En el año 2003 fue interiormente aconsejado de salir de la reclusión para aceptar a estudiantes profundamente sinceros que buscan Despertar.