Todas las criaturas son nuestros hermanos y hermanas y por lo tanto no debemos comérnoslas

El cuerpo en esta especie que habitamos fue diseñado para comer plantas en su forma natural.

La Escuela ofrece un programa bien balanceado de alimentos vegetarianos deliciosos predominantemente a base de plantas frescas con enzimas activas.

El extremismo en cualquier forma no ayuda a equilibrar el desarrollo espiritual ya que surge de un pensamiento formatorio. El extremismo siempre ocasiona estados negativos internos.

Una dieta bien balanceada de comidas deliciosas ricas en alimentos frescos al tiempo con ejercicios físicos y movimientos de estiramiento, ayudan a los estudiantes a mantener una óptima salud física. Un cuerpo saludable provee el sustrato vital en el cual se pueda desarrollar la espiritualidad

Más energia y vitalidad
Salud física para balancear con mayor facilidad la parte emocional
Mayor facilidad para acceder planos superiores de consciencia
Una dieta en paz acorde para un mundo en paz